Creo que si hablamos de “rock alternativo” tenemos que mencionar como ícono a los Pixies, una larga, muy larga trayectoria los ha postrado en el lugar más alto para muchos de nosotros. El visionario Black Francis se mantiene en el mismo tenor de todo el tiempo (nadie sabe qué pedo con ese tío), es raro, cómico, desquiciado pero bastante inteligente al pegarse todo el tiempo con Kim Deal, quien sin virtuosísmos característicos de músicos mamones cubre con pocas notas y grandes figuras todo un enorme repertorio de piezas. Joey Santiago; un nerd enfermo de riffs y frases que se construyen como piezas de tetris, calculadas y en ocasiones, muchas de ellas de experimentación guitarrera. Y, por supuesto, el truco del ritmo, es la contundente y alegre batería que contiene y fusiona todos los sonidos modelando una estructura que sólo PIXIES dispara en segundos…

Esta vez dejamos un gran documental para aquellos románticos del fanatismo, excelente contenido para que te la sepas toda… dátelo.